fbpx

Cómo ahorrar en la factura del gas en verano

Persiana

Siempre se habla de cómo ahorrar en la factura del gas cuando llega el invierno. La bajada de las temperaturas y la necesidad de calefacción en las casas hacen que nos planteemos el modo de que nuestra factura no empiece a dispararse.

Pero, ¿te has planteado alguna vez que también podrías adquirir costumbres que te harían ahorrar en la factura del gas en verano?

Que el gasto en la temporada estival sea menor gracias a la subida de las temperaturas no quiere decir que haya que olvidarse y derrochar energía innecesariamente. Es por tu economía y es por el medio ambiente también.

6 tips para ahorrar en gas cuando llega el calor

En el post de hoy, los expertos de ITRSL queremos contarte algunos trucos para que desde ya, que van a ir subiendo las temperaturas, puedas consumir el gas con mucha más conciencia en tu gasto:

  • Baja la temperatura de la caldera: las duchas, lavar los platos, el agua para fregar el suelo… cuando llega el verano ya no es necesario usar el agua caliente sanitaria a temperatura tan alta. La ducha es más agradable a unos cuantos grados menos para mitigar el calor y los suelos se secan rápido sin necesidad de que el agua esté muy caliente. La caldera usará menos energía para calentar el agua de dentro contando con que el agua que entra del exterior también tiene más temperatura en esta época.
  • Pon los grifos en posición de agua fría: normalmente abrimos el grifo directamente en la posición que estaba cerrado. Si está en posición de agua caliente y la caldera se activa sin necesitarlo, estaremos gastando unos segundos hasta que lo rectifiquemos. Una buena manera de evitar esto es dejarlo siempre en el modo que queremos encenderlo la próxima vez.
  • Y cuidado con dejar el agua corriendo sin necesidad.
  • Permite que el sol entre en casa en los primeros días en los que empieza a lucir y a dar calor: en primavera hay unas semanas en los que la casa aún permanece un poco fresca mientras que el sol ya calienta la calle. Abre las cortinas y permite que los rayos entren a través de los cristales y aprovecha para ir quitando ya la calefacción.
  • Usa mejor la ducha que el baño. Una ducha rápida es suficiente para poder lavarse y gasta muchos menos litros que si llenas la bañera y te das un baño. El ahorro en agua y en gas parece que en principio no pueda ser tanto, pero te aseguramos que al cabo del año la cantidad es considerable.
  • Usa la menor temperatura que puedas en la lavadora. La ropa que lavamos generalmente no tiene un gran grado de suciedad. Haz una valoración de lo que estás lavando y si es así, usa un programa que no utilice mucha temperatura. 30 grados en muchas ocasiones son más que suficientes para depende de que ropa.

Y, en general, una buena idea, para verano y para invierno es tener bien aislada tu casa. Una inversión puntual en paredes, ventanas y puertas es un beneficio para el futuro.

Asesoramiento personalizado según sus necesidades y
Servicio de reparación de calderas

Otras entradas del blog

Clientes

Nuestros clientes son los que nos dan sentido

En ITRSL trabajamos por y para nuestros clientes. Ellos son los que dan sentido a este proyecto. Todo en nuestros procesos está pensado para ofrecer trato personalizado y asegurar que la experiencia de compra y mantenimiento de nuestros electrodomésticos es la ideal para ti. Por eso ponemos a tu disposición el mejor servicio y la

Leer más »
Calderas

Las 5 mejores calderas del mercado

Escoger una caldera para tu hogar no es una tarea fácil, tanto si la necesitas por primera vez como si es para sustituir a una anterior que ya no funciona correctamente. Lo más fácil y rápido es dejarte aconsejar por un buen profesional que te ayude a estudiar tus necesidades, pero si quieres hacer una

Leer más »
0
Ir arriba