SUELO RADIANTE REFRESCANTE
FRÍO-CALOR

La temperatura perfecta no se ve, se siente. Frío y calor en una sola instalación para que tu hogar siempre esté a la temperatura perfecta.

Precio instalación

suelo radiante-refrescante

Nuestro precio de instalación de suelo radiante refrescante en Madrid es de 55€ m2 + IVA
EJEMPLO PARA VIVIENDA DE 200M2

Basic

Suelo Radiante Frío-Calor
11.200
  • Gestión total de tu proyecto.
  • Equipo técnico altamente cualificado.
  • Estudio personalizado.
  • Solo primeras marcas.
  • Garantías de instalación y de producto.
  • Modo calor - frío*

Plus

Suelo Radiante Frío-Calor + Aerotermia + ACS
22.900
  • Gestión total de tu proyecto.
  • Equipo técnico altamente cualificado.
  • Estudio personalizado.
  • Solo primeras marcas.
  • Garantías de instalación y de producto.
  • Modo calor - frío*
  • 1 solo equipo para toda la climatización
  • Ahorro extra en su factura
Popular

Premium

Suelo Radiante Frío-Calor + Aerotermia + ACS + Instalación Fotovoltaica
28.900
  • Gestión total de tu proyecto.
  • Equipo técnico altamente cualificado.
  • Estudio personalizado.
  • Solo primeras marcas.
  • Garantías de instalación y de producto.
  • Modo calor - frío*
  • 1 solo equipo para toda la climatización​
  • Ahorro extra en su factura​
  • Agua Caliente Sanitaria en misma instalación

* Estos precios son orientativos para vivienda de 200m2 y podrán variar en función de la dificultad de la instalación y el número de colectores del suelo radiante. Instalación fotovoltaica para potencia de 5Kw. IVA no incluido en el precio.

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un emisor de baja temperatura que funciona
gracias a la canalización de agua mediante un sistema de tuberías que
se instala bajo el pavimento de la vivienda, local o negocio.

De esta manera, el suelo se convierte en gran emisor térmico que
funciona de forma homogénea aumentando el confort.

¿Cómo funciona el suelo radiante refrescante frío-calor?

La termodinámica básica del suelo radiante consiste en la impulsión de agua a baja temperatura (en torno a los 40ºC en invierno y a los 16ºC en verano) a través de circuitos cerrados de tuberías plásticas.

Estos circuitos se instalan sobre un aislante térmico y quedan recubiertos por una capa de mortero que será la encargada de conservar la energía térmica recibida para posteriormente ir liberándola de forma progresiva, inercia térmica.

Sobre esta capa de mortero, se coloca el pavimento final tipo cerámico, piedra o madera proporcionando un sistema de climatización muy confortable y de bajo consumo energético.

VENTAJAS

suelo radiante-refrescante

1 %
Ahorro en consumo
1 %
Confort
1 %
menos corrientes de aire

Preguntas Frecuentes

Los sistemas de climatización por suelo radiante-refrescante funcionan mediante una red de tuberías que instalamos debajo del suelo de tu casa. Por esas tuberías circula agua caliente o fría, dependiendo de si hace falta calentar o enfriar las estancias en cada momento.

A diferencia de un sistema convencional de radiadores, la temperatura es más homogénea en todas las habitaciones de la casa.

Los radiadores producen calor ascendente, por lo que toda la zona que queda entre el suelo y el radiador nunca se caldea lo suficiente. En ese caso, se produce el efecto de pies fríos, produciéndose una diferencia térmica entre los pies y las zonas altas del cuerpo (puede llegar incluso a causar dolor de cabeza).

Esto se evita con el suelo radiante, ya que en ese caso la propia superficie del suelo estará caliente y ese calor se distribuirá de un modo más eficiente y homogéneo por toda la casa.

Además, la calefacción con radiadores.

El sistema se basa en distribuir agua caliente por todas las tuberías bajo el suelo.

Pero si se utiliza una bomba de calor para calentar el agua, en verano también se puede usar el equipo para enfriar el fluido hasta que alcance una temperatura de impulsión de 16ºC.

Y esa agua fría que circula por las tuberías es capaz de atrapar el calor del interior de la vivienda para expulsarlo a través de la bomba de calor.

De ese modo, el mismo equipo sirve para calentar en invierno y refrescar en verano.

Por supuesto que sí.

El suelo radiante – refrescante mediante bomba de calor es uno de los sistemas más eficientes desde un punto de vista energético, ya que consume poca energía y su impacto en el medio ambiente es casi nulo.

Si se usa como calefacción, tan solo necesita una temperatura de impulsión de 35ºC para alcanzar una temperatura en superficie de 28ºC. En cambio, la calefacción por radiadores necesita mucha más energía porque para conseguir la misma temperatura ambiental tiene que calentar el agua hasta una temperatura de impulsión de 70ºC.

Debido a eso, obtendrás un ahorro de un 60% respecto a la energía que se utilizaba para calentar los radiadores.

Y cuando llega el verano, el suelo radiante se encarga de refrescar la casa enfriando el agua hasta los 15ºC, para que la diferencia con la temperatura ambiental más alta permita extraer el calor del ambiente y expulsarlo a la calle, con un coste energético un 20% más barato que con cualquier aparato de aire acondicionado.

Además, estos sistemas de climatización son compatibles y funcionan especialmente bien con energías renovables como las generadas por paneles fotovoltaicos o por aerotermia.

Nada de eso.

Los materiales empleados para la red de tuberías son muy duraderos y tienen una larga vida útil.

Además, para la bomba de calor instalamos siempre equipos de alta calidad, por lo que apenas es necesario realizar tareas de mantenimiento.

Hay que tener en cuenta que el suelo radiante para frío y calor es completamente invisible. Ya no serán necesarios ni radiadores, ni conductos, ni falsos techos, ni aparatos de aire acondicionado en cada habitación, ni rejillas…

No solo mejorará la estética de tu casa —puesto que no tendrás feos aparatos que hay que disimular para que no te fastidien la decoración—, sino que dispondrás por lo menos de un 5% más de superficie aprovechable, al no tener huecos muertos infrautilizados por los radiadores.

La calefacción mediante radiadores tiende a resecar en exceso el ambiente, algo que también sucede con los aparatos de aire acondicionado que se usan para calentar en invierno.

En cambio, el sistema de suelo radiante-refrescante no modifica la humedad ambiental y evita la sequedad.

Y no solo eso: al eliminarse las corrientes de aire, se mueve menos polvo en suspensión (muy positivo para las enfermedades de tipo respiratorio) y disminuye también la aparición de los ácaros.

Si usas el suelo radiante durante el verano, tu casa se mantendrá a una temperatura más estable sin molestas corrientes de aire frío como las que provocan los aparatos de aire acondicionado (con lo que la posibilidad de enfriamiento también se reduce considerablemente).

En ITRSL disponemos de facilidades de pago para financiar las instalaciones.

Contacta con nuestro departamento comercial para conocer las condiciones específicas de financiación.

¿Quieres ahorrar en tus facturas?

DA EL SALTO AL AUTOCONSUMO

Somos la empresa instaladora y mantenedora de energías renovables referente en Madrid.
Contamos con un ShowRoom de más de 200m2 en el que pordrás ver, tocar y sentir
todas nuestras soluciones de energías renovables funcionando a pleno rendimiento.
Scroll al inicio